top of page
  • Carlos Chau

Planea tu boda: Las 5 cosas qué hacer después de dar el Sí.

Primero que nada ¡Felicidades! Estás a punto de iniciar tu viaje rumbo al altar. Debes saber que este camino es como subirte a una montaña rusa con los ojos vendados, no sabes cuando viene una subida o bajada hasta que ya estás ahí.


Ahora, si estás leyendo esto es muy posible que acabes de formar parte del grupo de "bride to be" y tengas tantas dudas como emociones en tu cabeza.


Y seguro te preguntarás ¿Qué debo hacer ahora que ya di el sí? pues en este post te comparto las 5 cosas que debes hacer después de comprometerte. Esto te servirá como guía para todo el camino que llevas delante rumbo al altar y a tu gran día, ese donde por fin te toca a ti vestirte de blanco.

 

Ya diste el sí y ahora estás comprometida... ¿Qué sigue?


¡Presúmelo!


Por fin tienes en tus manos el anillo que tanto anhelabas, así que es normal que quieras presumirlo y llenar tu Instagram y Facebook de fotos de tu anillo. Por eso la primer recomendación para que tengas una sesión de compromiso increíble es hacerte un manicure para que todas las fotos que hagas de tu anillo luzcan hermosas sin importar el ángulo de la cámara.


Inspírate para tener la boda de tus sueños


Entre toda la emoción del compromiso y tener que planear tu boda, es necesario que te des un respiro, te relajes un poquito y una vez tengas una taza de café o té calientito frente a ti, te hagas la pregunta con la que realmente inicia este camino que estás por recorrer: ¿Cómo deseo que sea mi boda y cómo me gustaría que sea recordada?. Todo se crea dos veces, primero en la mente y luego en la realidad, por eso, para poder tener la boda de tus sueños es importante que primero definas con lujo de detalle cómo sería tu boda ideal. Es importante que describas el tipo de ceremonia o celebración que quieres tener, las emociones que quieres sentir y sobre todo las que quieres generar en tus invitados, de esa forma podrás establecer los detalles que te ayudarán a lograr una boda inolvidable.


Saltarte este paso hará que termines con dolores de cabeza, estrés o ansiedad. Tendrás tantas dudas que te desbordarán, no sabrás por dónde comenzar, y finalmente el caos se apoderará de ti.


Define tu presupuesto


Esta es quizá la parte menos divertida al momento de planear tu boda, pero también es una de las más importantes, pues de aquí se define que tanta flexibilidad podrás tener al momento de elegir todos los elementos que conformarán tu boda. Tu vestido, el lugar de la ceremonia y la fiesta, el menú, los recuerdos, todo va en función de tu presupuesto y de la boda que quieres crear (¿Recuerdas la pregunta del punto anterior?. En México es muy común que la familia de la novia o del novio decidan participar en el presupuesto, ya sea aportando algo en especie (el vestido, las bebidas, el traje, etc) o dando directamente el dinero para que la pareja elija qué hacer con él. Lo importante aquí es que seas realista, platiques con tu prometido o prometida sobre la cantidad que estiman invertir en su boda, si ambos pondrán la mitad o uno aportará más de acuerdo a los ingresos que tenga, etc. El tema del dinero siempre resulta un poco delicado, pero recuerda que en tu pareja debes tener un apoyo para toda la vida, así que mantengan la comunicación y las cuentas claras.


Detalles de tu boda


Ahora toca el turno de planear el lugar donde será tu boda y por supuesto tu lista de invitados. Ya en el segundo punto te tocó definir cómo quieres que sea la boda de tus sueños, y en el punto anterior definiste tu presupuesto; pues ahora toca el turno de hacer realidad tu gran día. Lo ideal es comenzar haciendo tu lista de invitados, partiendo primero con las personas que sí o sí quieres tener en tu boda, ya sabes, aquellos que son para ambos, sus personas favoritas en el mundo, aquellos que si no estuvieran tu boda no sería igual. Después puedes agregar a algunos invitados políticos, que no son precisamente personas super cercanas a ti pero que tienes cierta obligación social, moral o política de invitar, aunque estos últimos dependerán directamente del presupuesto que tengas disponible. El lugar de tu boda debe cumplir al menos 3 requisitos primordiales para ser elegido, primero debe ser apto para la cantidad de invitados que tendrás, después debe encajar con el estilo de boda que deseas tener y finalmente, ajustarse a tu presupuesto.


Hey ¡Save the Date!


Y llega el turno de anunciar la fecha de tu gran día. Para elegirla deberías tener en cuenta el clima, la temporada, celebraciones especiales y también si quieres que sea una fecha importante para ustedes como pareja (por ejemplo, en su aniversario de novios). Si te casas en una boda destino (un lugar distinto al que vives, como la playa), lo ideal es anunciar la fecha de tu boda con 6 meses de anticipación, para que tus invitados tengan tiempo suficiente de poder pedir permiso en el trabajo, solicitar vacaciones, agenda el cuarto del hotel y ultimar los detalles necesarios para poder asistir a tu boda. En caso que te cases en tu ciudad, con 3 o 2 meses previo a tu boda está perfecto para que anuncies tu gran día y entregues las invitaciones, así tendrás tiempo suficiente para pedir la confirmación de la asistencia. Si has decidido vivir al máximo el proceso de tu boda, entonces una sesión de Save the Date es un obligado para ti, y la ventaja es que puedes aprovechar tu sesión para tener tu primer acercamiento al fotógrafo de tu boda, hacer química con él y así estar segura que las fotos de tu boda serán increíbles.



Un último consejo:


Fluye. Así las cosas no salgan como lo planees, recuerda que este viaje está diseñado para que lo disfrutes, ve el lado bueno de las cosas y no te estanques en lo que no puedes cambiar.


Y aprovecho para compartirte este checklist básico de 12 meses para la planeación de tu boda.


Puedes descargarlo para imprimirlo dando clic aquí.


Entradas Recientes

Ver todo

DISEÑOS PERSONALIZADOS     |    ENVÍOS A TODO MÉXICO     |     ELABORADO EN MADERA    

bottom of page